Vamos hacia el iceberg a toda máquina

Posiblemente esta entrada sea poco vista y quede aquí. Aunque poco importa ya que el debate es estéril y quien lo debe liderar no está dispuesto a ello o realmente no tiene idea de como hacerlo. Me refiero al revuelo que se ha originado en la prensa digital generalista sobre el tema de las Campanadas con cerveza. De todo lo que se está diciendo lo que me ha dejado más asombrado y perplejo es, precisamente, lo que no se está diciendo. Ni se dirá. Y es que no se ha dicho casi nada, salvo algunos (los prejudicados, claro) expresar su indignación porque  “se mercantiliza todo” (sic.) o aduciendo a la patética excusa del boicot, que pocos creen. Eso si, invitando a la profunda reflexión sectorial. Que de momento queda en algo parecido a la que hacen los partidos políticos tras estamparse en unas elecciones. O sea, en nada.

Feliz año nuevo

Feliz año nuevo

En los foros de la web comunitaria número uno del vino en España, casi nada. A lo sumo, algunos comentarios patéticos e infantiles (“así dejan más para los otros” -me parto-)  demuestran que la cosa está peor de lo que pensamos. Estamos en matrix y no nos hemos enterado. Desde las instituciones se quejan que en la competencia sectorial hay capacidad económica para “cambiar las costumbres” (que no tío, que esto es al revés, que las costumbres hace años que vienen cambiando y ahora se aprovechan LEGÍTIMAMENTE para dar la estocada final y comeros un terreno que no habéis sabido defender). Eso si, la poltrona bien sujeta y montamos una campaña (a cual más cutre y absurda) para justifcar que algo se hace.

¿Bloggers? Pocos han dicho esta boca es mía. Algunos como mi amiga Malena llevan tiempo predicando en el desierto. A lo sumo los que ejercen más que nada como boletín de noticias simplemente enlazan la cuestión. Sin opinar, como si la cosa no fuera con nosotros. Aunque aquí algo se puede justificar: los profesionales no se la jugarán (más allá de expresar indignación, claro) y los amateurs… ah, los amateurs no estamos para estos bretes. Y en este sector somos… ¿muchos?

Y el resultado final es el que es, casi estamos yendo a la cabalgata y rien de rien. Hay que escurrir el bulto, este pez es demasiado gordo como para bregar con él. Mientras, el pez se nos va comiendo. A todos sin excepción. Incluso a los que ya están más allá del bien y del mal.

Porque de esto se trata: de que no hay ningún atisbo de lectura sociológica, ningún interés de entender qué carajo está pasando. Porque España está viviendo una pauperización sin precedentes (partiendo ya de una situación de clara desventaja) de la cultura, educación y vinculación sensitiva, emocional e intelectual respecto uno de los productos que han vinculado y conformado intrínsicamente este país tal cual es. Uno de los pocos productos que, además, se exporta y se exporta bien (eso nos salva), y que en muchos casos además está muy muy muy bien hecho.

Así estamos: cayendo y sin paracaidas

Así estamos: cayendo y sin paracaidas

Cuando cuento a mis amigos (más profanos que yo en el tema) que el consumo de vino en este país está cayendo más rápido que Felix Baumgartner y que el paracidas no parece que se abra, con lo cual la estampada va a ser (ya está siendo) antológica, mis amigos alucinan. “No puede ser. Aquí se hace y se bebe vino”. Si, si, hacer si se hace, pero se va para afuera.

Alucinan cuando les digo que en la primera década del S.XXI (2.000-2.010) el consumo de vino en España se ha reducido en un 45% (de 1.310 a 727 millones de litros anuales) y que en el mismo período hemos pasado de 30,6 a 16,5 litros por persona y año. Esto segun el MARM. Y bajando. Ya no te digo la cara que ponen cuando les cuento en cuánto ronda este consumo por persona y año en un par de paises europeos de “fuerte tradición vinícola” como Dinamarca o Luxemburgo, o como está subiendo su consumo respecto a otros alcoholes en otros países como Suecia, Noruega o los Países Bajos. Europa, vamos.

En el escasísimo debate que se genera sobre este tema, algunos culpan a la crisis económica como la causante de tal desastre. Error, el descenso del consumo viene cayendo, que yo sepa, desde la década de los setenta. Esto viene de más allá y en el caso de nuestro país supera todos los ligeros descensos que, de forma natural, se están produciendo en Europa. Somos los campeones de la tontería. No voy a ser yo el que diga cuales son las razones sociológicas que nos han llevado al barrizal en el que nos encontramos (hay muchas teclas que tocan a mucha gente, la mierda nos llega hasta el cuello) y cuya puntilla, sólo la puntilla, es el caso de las campanadas de la tele o los anuncios del millor cuiner del món patrocinados por otra cerveza y dirigidos por nuestra cineasta más internacional. No me corresponde a mi hacerlo, quede claro, pero si denunciar la pasividad y negligencia de los que deben liderar este debate y no lo hacen. Suya es la responsabilidad de este desaguisado. Mientras las exportaciones sigan funcionando, mal que bien, aquí paz y después gloria.

Eso si, somos siendo los reyes de las notas de cata. Y mientras, algunos, que posiblemente nos la cojemos con papel de fumar, seguimos observando con asombro, perplejidad y ahora le agrego una creciente preocupación la desertización del panorama cultural y vinícola en este país. Suma y sigue: vamos hacia el iceberg a toda máquina.

Algunos si nos esforzamos en subir el promedio

Algunos si nos esforzamos en subir el promedio

Publicado en Algunos vinos, Otros, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Vinoartesano Magatzem en la Slow Sant Ponç del Poble Sec!!

(del blog Observatoriodevino.com, creado por Malena):

El próximo viernes 11 y sábado 12 a partir de las 10 de la mañana y hasta las 9 de la noche, estaremos con parada propia en la Fira de Sant Ponç ubicada en la renovada plaça del Molino, en pleno barrio de Poble Sec (justo en la salida del metro Paral·lel).

Durante estos dos días se podrá disfrutar de una gran variedad de productos ecológicos y de proximidad presentados por los productores del Mercat de la Terra y por los comerciantes y las entidades del barrio. Además de los productos típicos de esta fiesta como las hierbas aromáticas y medicinales, la miel y la fruta seca, garrapiñada y confitada, en el mercado se podrán probar y comprar fresas, otras frutas y hortalizas de temporada, pan hecho a partir de levadura madre y con harinas recuperadas, embutidos de Pallars, quesos de pastor, mató, dulces y otras delicias naturales.

Y por primera vez, cervezas y vinos artesanos!!! Los estaremos esperando para que puedan catar de nuestra mano y llevarse vinos exquisitos, para todos los paladares y todos los menús que ya comienzan a ser más veraniegos.

Abriremos botellas y celebraremos el encuentro!

Además el sábado, desde las 13 hasta las 15 horas, ofreceremos un tast del mejor vermút natural que se pueda encontrar en muchos kms a la redonda, el que hace Pep Torres a base de su chardonnay natural y hierbas que cultiva en su propio huerto!

Ya está montado el plan para el fin de semana: paseo y compra sostenible en el Slow Ponç en la Plaça del Molino (Plaça Bella Dorita) del Poble Sec! Os esperamos!

Publicado en Algunos vinos, Compartir, Lugares | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Wineshow&Arts: Oda a la burbuja

Publicado en Compartir, Lugares | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cierre y ciudad

Hoy viernes 9 /12/2011, último día de un puente crepuscular; día en que el Euro tiembla y los británicos parece que son los únicos que siguen teniendo claro lo que son, eso, británicos; día en que medio país tiene los ojos (mejor dicho, el otro ojo, el que no tenemos vendado) puestos en el clásico de mañana; leo en facebook que A Casa Portuguesa cierra la tienda de C/Verdi, en Gracia, y “capa” su actividad en la de C/Or. No es un lugar al que haya ido muchas veces, alguna si, pero es cierto que se trataba de una propuesta singular e interesante, un lugar el que de, vez en cuando, se podía entrar. En el muro de su perfil, junto a la foto de un cartel con un gran RIP, escriben:

A CASA PORTUGUESA
INFORMACIÓN

A PESAR DE TODOS LOS ESFUERZOS QUE HEMOS HECHO, EL AYUNTAMIENTO DE GRÀCIA NO NOS PERMITE CONTINUAR CON EL CONCEPTO QUE VENÍAMOS DESARROLLANDO DESDE SETIEMBRE DEL 2006 PORQUE ESTE NO ENCAJA EN LAS NORMATIVAS VIGENTES.

POR LO TANTO NOS VEMOS OBLIGADOS A CERRAR DEFINITIVAMENTE A CASA PORTUGUESA DE CALLE VERDI Y A NO PODER OFRECER NINGÚN TIPO DE DEGUSTACIÓN EN A CASA PORTUGUESA DE CALLE ORO.

ESTAMOS TRABAJANDO PARA ENCONTRAR UN LOCAL ALTERNATIVO DONDE PODAMOS DESARROLLAR EL CONCEPTO DE A CASA PORTUGUESA, Y MIENTRAS TANTO NUESTROS PRODUTOS CONTINUARÁN A DISPOSICIÓN DE NUESTROS CLIENTES EN LA TIENDA DE CALLE ORO 8.

GRACIAS POR VUESTRA COMPRENSIÓN Y POR VUESTRO APOYO A LO LARGO DE TODOS ESTOS 5 AÑOS.

No dispongo de más información que ésta, pero, aparentemente, parece que no se trata de un cierre por motivos económicos. De hecho, no hace mucho que abrieron el local de la calle Or, con lo que imagino no debían irles las cosas mal. Achacan a la “normativa vigente” la situación, y aunque no precisan, los que en un momento u otro hemos tenido que bregar con la “normativa vigente” podemos intuir por dónde van los tiros.

Más allá del detalle que causa el cierre me gustaría aprovechar esta triste noticia, espero que temporal, para denunciar la “normativa vigente”, absurda, rocambolesca y kafkiana, que permite que negocios que aportan un plus de calidad, de singularidad a la ciudad vayan cerrando tras años de funcionamiento por razones técnico-administrativas. No está Barcelona ni ninguna otra ciudad para permitir que ahora cierren comercios como A Casa Portuguesa, u otros, por estas cuestiones.

No entiendo donde estamos: el mundo se viene abajo, el tejido comercial se descompone, se cierran más negocios que nunca, se despide a tutiplén, si se puede, porque a veces las deudas no dejan más salida que la vergüenza, cuesta más que nunca abrir un negocio, no hay dinero, no hay financiación, no hay crédito, no hay un duro, nadie presta a nadie, nadie contrata, miramos de reojo más desconfiados que nunca… y estos tíos no se enteran, siguen en sus trece. ¿Para qué plantearse cambiar una normativa que sanciona detalles formales mal resueltos para no primar modelos ni proyectos de calidad?

Cada uno debe ser dueño y responsable de su negocio y si hay que cerrar, pues se cierra. Pero la administración no puede ser la causante de un cierre (o una no-apertura) por motivos técnicos. Paso de cierre a apertura porque para esto es lo mismo. Cuando hablamos de facilidades a la emprenduría, no es sólo ir a BCN-Activa para recibir un estúpido cursillo de gestión empresarial, sino de facilitar a todo aquél que pretende iniciar una empresa, en este caso comercial, las herramientas técnicas y agilidad en dar respuesta y solucionar las problemáticas a las que se enfrenta todo emprendedor. Que, al final, son parecidas. La administración no entiende que su función es la de facilitar, engrasar, colaborar y no entorpecer o buscar las comas al pequeño que inicia algo. Es desesperante sentir como la ilusión por un proyecto termina por transmutarse en desánimo al enredarse en la kafkiana burocracia administrativa.

En mis encuentros con la parte técnica de la administración, casi siempre desde la ilusión, ganas y motivación por empezar un proyecto nuevo, propio, las he oído de todos los colores. Empezando por el funcionario molesto porque mi cita era a las 13.45h y tenía prisa por irse a comer, todo a partir de allí ha sido un desastre. Un bajón de primer orden. Acudir a una cita con el “técnico de turno” del Ayuntamiento ha supuesto, siempre e irremediablemente, salir pensando en mandar todo a la mierda. En el mejor de los casos. En el peor, soñé con la restituición del garrote vil.

Barcelona debe reflexionar muy muy en serio qué quiere hacer en este sentido. No valen los argumentos de apostar por un comercio de calidad y luego acuchillar por la espalda porque la altura del techo es 5 cms menor de lo que indica “la normativa vigente”. Tal y como están las cosas, sólo unos pocos pueden permitirse cumplir estrictamente con “la normativa vigente”, algo tremendamente caro y complejo. Acondicionar un local promedio según “la normativa vigente” puede suponer una inversión que lastre fuertemente o directamente impida la viabilidad de una buena idea. Eso si se consigue la financiación (siempre con un interés “suculento” para las entidades financieras -al final siempre trabajamos para ellas-) y no hablamos del tiempo ni energía perdidos en todo el proceso.

No vale lamentarse ahora de que se ha perdido el comercio de calidad y hay que reflotarlo, y a la vez meter en el mismo saco (bajo el epígrafe genérico “alimentación”) un discreto negocio de degustación con un colmado multiservicio de los que proliferan en cada esquina. Ni mejor ni peor: distinto objeto, distinto trato. No es de recibo que metan en el mismo saco un pequeño bistrot que pretenda servir vino a copas (¿existen en Barcelona?) que cualquier fast food de mierda que inundan el centro y homogeneizan todas las ciudades del mundo. Luego, a llorar por la pauperización. No, esa doble moral no vale. Si de verdad se quiere apostar por la calidad, no sólo debe ser de boquilla “promocionando” los de siempre y luego hacer la vista gorda o hablar de “derechos humanos”, como escuché una vez, atónito, de una técnica para justificar la decisión de medir con el mismo rasero comercios tan distintos.

Al cierre de A Casa Portuguesa no hace sino mostrar que este país en general y esta ciudad en particular tienen un problema de respeto por su gente y su propio tejido comercial.

Publicado en Compartir, Lugares | Etiquetado , , , , , , | 4 comentarios

La inauguració de l’any!

Us la perdreu? Escolliu si copa de vi divendres o dissabte tarda-vespre, o millor un cava o vermut el diumenge abans de dinar!

Us hi esperem!

Publicado en Lugares | Etiquetado , , | Deja un comentario